CCSS arranca campaña para la detección temprana de cáncer de testículo

mar 18/10/2016 1.470 veces

Este mes la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS)  una campaña informativa en redes sociales con el fin de promover el autoexamen de testículos entre los adolescentes y hombres jóvenes.

El objetivo es favorecer la detección oportuna de este tipo cáncer, considerado curable cuando se ha detectado y tratado en etapa temprana. Esta propuesta coincide con el hecho de que el propio paciente es quien usualmente detecta alguna anomalía en el testículo y la reporta al médico.

Con el lema “Soy hombre y me cuido” el mensaje promueve la idea de la autogestión de la salud. La campaña refuerza la importancia de hacerse responsable del autocuidado en la salud durante la adolescencia y la comprensión de los riesgos de cáncer en esa etapa de la vida.

Los urólogos recomiendan el autoexamen mensual como medida de detección oportuna. El signo más común en etapas iniciales es el cambio en la forma, peso o la textura del testículo: “Está duro como piedra” suelen decir los pacientes cuando relatan al médico el motivo para acudir a consulta.

Aunque el cáncer testicular es poco frecuente en los adolescentes, suele ser el cáncer más común en hombres de entre 15 y 40 años, en términos generales.

“Si los hombres aprenden a cuidarse a sí mismos desde la adolescencia tendremos la ventaja de detectar casos tempranamente y comenzaremos a crear el hábito de la responsabilidad propia con nuestra salud” dice el doctor Alejandro Calderón, miembro del Proyecto de Fortalecimiento de la Atención Integral del cáncer.

Las recomendaciones para hacer el autoexamen testicular son las siguientes:

1. Examine un testículo a la vez. Si bien puede realizarte un autoexamen en casi cualquier momento, algunas fuentes recomiendan hacerlo después de un baño caliente, cuando la piel del escroto está suave y fácil de manipular. Esto hace que sea especialmente fácil ver y sentir algún bulto o hinchazón.

2. Debe hacer girar cada testículo entre los dedos de ambas manos (aplicando una leve presión).

3. Los testículos deben estar completamente lisos por todas sus partes. Sin embargo, los testículos están conectados a los conductos deferentes a través de un tubo pequeño y blando en la parte superior de cada testículo llamado epidídimo. Si tocas esto mientras inspeccionas tus testículos, no se alarme, ¡es normal

4. Cuando examine cada testículo, trate de detectar bultos o protuberancias en el frente o los costados. En ocasiones, los bultos son tan pequeños como un grano de arroz o un frijol pequeño. Resulta normal que un testículo esté ligeramente más grande que el otro, y que uno cuelgue más abajo que el otro, generalmente, el derecho. Los testículos normales también contienen vasos sanguíneos, tejidos de soporte y conductos por donde pasa el semen. Al principio, algunos hombres podrían confundir esto con abultamientos anormales. Si decide examinarse los testículos, usted aprenderá con el tiempo a identificar lo que es normal y podrá notar cuando algo sea distinto.

5. Si nota algún tipo de hinchazón, bultos o cambios en el tamaño o el color de un testículo, o si sientes algún dolor o alguna molestia en las ingles, consulta de inmediato a tu médico.

¿Qué ocurre si encuentro algo diferente?

• Si usted encuentra algo inusual o algo de lo que usted no está seguro, ya sea durante el autoexamen o en algún otro momento, consulte inmediatamente con el doctor del ebáis.

• El médico preguntará si presenta algún síntoma (como dolor) y por cuánto tiempo lo ha tenido. Durante el examen físico, el médico palpará sus testículos para detectar inflamación o sensibilidad y el tamaño y ubicación de cualquier pelota. Además, el médico podría examinar el abdomen, la ingle y otras partes de su cuerpo, en busca de cualquier posible signo de que el cáncer.

• Si se encuentra algo anormal, el doctor puede referir a hacer un ultrasonido. Esta es una manera fácil y sin dolor de saber si hay un tumor u otro problema. También se pueden hacer otras pruebas.

• Hay ciertas afecciones no cancerosas, tales como las lesiones o inflamación testicular, que pueden causar síntomas similares a los del cáncer testicular. La inflamación de los testículos, conocida como orquitis, y la inflamación del epidídimo (epididimitis) puede causar una hinchazón y dolor de testículo. Ambos pueden también ser causados por infecciones bacterianas o virales.

Puede darle seguimiento a la campaña en el Facebook Caja Costarricense de Seguro Social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Hola. ¡Cómo podemos ayudarte?