CCSS: Dos de cada diez niños ya fueron vacunados contra el sarampión

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Ticos deben aprovechar estos días de vacaciones y llevar a los niños para protegerlos contra el sarampión

Una quinta parte de la población infantil costarricense ya fue protegida contra el sarampión, durante la jornada extraordinaria que apenas lleva siete días de ejecución.

La doctora Leandra Abarca Gómez, coordinadora del Programa de Inmunizaciones de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), se mostró optimista por lo alcanzado hasta ahora, y dijo que confía en que se aprovecharán las vacaciones de fin y principio de año para llevar a los niños y niñas a vacunar.

De acuerdo con los datos institucionales revelados esta semana, hasta el día de hoy se había vacunado a 137 347 menores contra el sarampión, es decir dos de cada 10 personas de la población objetivo: niños y niñas mayores de 15 meses y menores de 10 años.

La coordinadora del programa de Inmunizaciones de la CCSS recordó que los servicios del primer nivel de atención de la CCSS estarán funcionando con normalidad los días 24, 26, 27, 28 y 31 de diciembre 2018 y 2,3 y 4 de enero del 2019 en el horario habitual de 7 de la mañana a 4 de la tarde. Con excepción de los que están ubicados en el Cantón Central de San José, pues el día 31 de diciembre hay asueto.

Leer También:   Remedios Naturales para subir las Defensas Bajas

Esta vacunación tiene el propósito de proteger a unos 770 mil menores contra sarampión, en virtud de que el virus está circulando en diversos países del mundo y existe el riesgo de que se reintroduzca en el territorio nacional.

El doctor Elvis Delgado, enfermero del Programa de Inmunizaciones, ofreció una serie de consejos que se deben tomar en cuenta, antes y después de la vacunación:

El proceso de protección de la vacunación no se altera con la alimentación previa o posterior.

El amamantamiento no se debe suspender ni antes, ni después de la vacunación.
En caso que el niño o niña tenga fiebre superior a 38 grados, no se deben vacunar.
La tos y los mocos no son contraindicaciones para la vacunación.

Leer También:   4 razones para hacer ejercicio por la mañana

No se debe consumir ningún medicamento antes de la vacunación para evitar los efectos posvacunales porque puede alterar el efecto de la vacuna.

La zona donde se aplica una vacuna NO se debe masajear, pues la vacuna es absorbida por el organismo de manera natural.
Tampoco se deben poner ungüentos, cremas, miel u otros productos en la zona donde se colocó la vacuna.

Únicamente se debe aplicar algún producto adicional, cuando es bajo prescripción médica.

Dentro de los efectos adversos que pueden tener las vacunas son: cuadros febriles, tos, secreciones, enrojecimiento de la zona afectadas, brotes de piel que suelen ceder con acetaminofén.

Si las reacciones no ceden, es necesario acudir a un establecimiento de salud para su adecuada valoración.

Fuente: https://www.ccss.sa.cr

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Mas Publicaciones

¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros