Inicio / Salud y Belleza / ¿Tienes el colesterol alto? Averígualo con estas Señales
Colesterol alto señales

¿Tienes el colesterol alto? Averígualo con estas Señales

El colesterol alto, un trastorno conocido como hipercolesterolemia, se ha convertido en uno de los llamados “asesinos silenciosos” del ser humano.

Aunque este lípido está presente, en cierta medida, en todas las células del cuerpo, su acumulación en las arterias es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares crónicas.

Si bien el hígado es el responsable de segregar la mayor parte, sus excesos en el organismo suelen producirse por el consumo habitual de los alimentos que lo contienen.

Síntomas

  1. Sensación de pesadez.
    interfieren en la actividad del metabolismo y, a su vez, afectan el proceso de digestión, sobre todo cuando se consumen alimentos ricos en grasa.
  2. Dificultades visuales
    El aumento de los niveles de colesterol produce Los pacientes con este trastorno pueden presentar irritación continúa de los ojos, además de visión borrosa y una coloración amarilla en la parte blanca del globo ocular.
  3. Mareos y dolor de cabeza.
    El colesterol no controlado tiende a formar una placa dura en las arterias que, al obstruir la circulación, afecta el proceso de oxigenación celular.
  4. Inflamación de las extremidades
    El exceso de lípidos en las arterias puede manifestarse con una inflamación notoria de las extremidades.
  5. Mal aliento
    Esto se debe a que la sustancia interfiere en el proceso de digestión, lo cual produce alteraciones en el funcionamiento del hígado y alteraciones en el pH la saliva.
  6. Dolor en el pecho
    Existen muchas enfermedades que se asocian a su aparición; sin embargo, un gran número de casos están relacionados con la acumulación de colesterol.
    Esto debido a que el lípido dificulta el bombeo de la sangre por parte del corazón y, producto de esto, puede influir en la aparición de hipertensión.

¿Qué puedes hacer para disminuir los niveles de colesterol alto?

Sigue una alimentación sana, natural y equilibrada

  • Opta en especial por alimentos bajos en grasas saturadas o colesterol.
  • Evita los alimentos fritos. Es mejor optar por el aceite de oliva o por los aceites vegetales, como el de soja, girasol o maíz.
  • Añade a tu dieta alimentos ricos en fibra, que nos ayudarán a bajar el colesterol alto. Entre éstos, podemos destacar los cereales y cereales integrales, la avena, arroz, verduras y frutas, las legumbres y los vegetales.
  • Utiliza leche descremada o desnatada (en vez de entera).
  • Limitar el consumo de huevos a 3 o 4 por semana.

Practica ejercicio físico de forma regular

El ejercicio físico es fundamental a la hora de disfrutar de una buena salud. Además, ayuda positivamente a la hora de mantener nuestros niveles de grasas en sangre a raya. ¿Lo mejor? Practicar al menos 40 minutos de ejercicio físico cada día, destacando especialmente el ejercicio aeróbico ya que aumenta ligeramente el ritmo cardíaco: caminar a paso ligero o rápido, correr, nadar, montar en bici… Escoge entre tu preferido, comprobarás cómo en poco tiempo tu colesterol LDL se reducirá notablemente (incluyendo también los triglicéridos). Recuerda, lo más importante no es la intensidad, sino la duración del ejercicio físico.

Evita el tabaco

¿Sabías que el tabaco, si bien es cierto que no aumenta los niveles de colesterol, sí es capaz de reducir el colesterol HDL (o bueno)? Por ello es aconsejable reducir el número de cigarrillos que fumas diariamente, hasta conseguir eliminarlo por completo de tu día a día.

¿Tienes sobrepeso? En este caso redúcelo

Cuando el colesterol alto viene acompañado de exceso de peso, una opción adecuada que ayuda de forma muy positiva a reducir sus niveles es bajar de peso. Debemos tener en cuenta que la obesidad aumenta los niveles de colesterol LDL por un lado, mientras que por otro tiende a reducir el colesterol HDL. Una opción útil para reducir tu peso es practicar ejercicio físico de forma regular, seguir una dieta equilibrada y baja en calorías, y comer menos cantidades de comida al día (es decir, comer menos calorías que las que en realidad consumes según tu actividad física diaria).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.