Infusiones Naturales para Personas con Problemas Digestivos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

El sistema digestivo es uno de los más importantes dentro del organismo humano. Dicha relevancia también conlleva gran cuidado ya que, de no saberlo llevar, lo más probable es la aparición de diversos problemas.

La función de este se centra en procesar los alimentos ingeridos. Así, la digestión comienza según entran por la boca.

Mientras estos viajan a través de todo el sistema, los nutrientes y otro tipo de sustancias son absorbidas para brindarle energía al cuerpo.

No obstante, en ciertas ocasiones, dicho proceso se ve entorpecido por la incapacidad del organismo.

Los problemas digestivos pueden afectar a cualquier parte de este sistema.

Existen algunos más reconocidos que otros, entre los que podemos destacar:

Leer También:   Remedios Naturales para subir las Defensas Bajas

Estenosis (problema de esófago)
Pancreatitis
Enfermedad de Crohn
Reflujo gastroesofágico
Cálculos biliares
Hemorroides
Estreñimiento
Gases

1. Infusión de manzanilla:
Las propiedades de la manzanilla son perfectas a la hora de combatir diferentes problemas digestivos. Nos ayuda a mitigar la indigestión a la vez que alivia las náuseas y reduce la acumulación de gases intestinales.

Lo ideal es preparar un té de hojas secas y consumirlo 3 veces por semana, preferiblemente en la noche.

Ingredientes
1 vaso de agua (200 ml)
1 cucharada de flores secas de manzanilla (10 g)
Preparación y consumo
Calienta el agua hasta que llegue a ebullición.
Añade las flores de manzanilla y retira del fuego.
Tapa el recipiente y permite que repose unos 15 minutos.
Pasado el tiempo indicado, cuela y consume.

Leer También:   Salud: Alimentos para Elevar las Defensas

2. Infusión de menta
Esta planta es muy reconocida en el mundo de la medicina. Su empleo es cada vez más común y contribuye sobremanera al beneficio del sistema digestivo.

Entre los males que puede aliviar o cuya condición puede mejorar encontramos la indigestión, las náuseas o los cálculos biliares.

Ingredientes:
1 puñado de hojas de menta
1 vaso de agua (200 ml)
Preparación y consumo
Hierve el agua y añade la menta para que infusione.
Tapa el recipiente y deja enfriar.
Se recomienda consumir esta infusión, por lo menos, 2 veces en el día (una antes del desayuno y la otra, luego de la cena).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Artículos Relacionados

Mas Publicaciones

¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros